Desde que el hombre pisó la tierra y vio todo lo que le rodeaba, ha ido incluyendo nuevos elementos a su alimentación, y las flores no han sido una excepción. Éstas han sido consumidas por el ser humano desde siempre. A continuación os contamos, algunas curiosidades y la evolución en la historia de las flores comestibles.

girasoles

En el siglo XVI empezaron a introducir en Europa las primeras flores para uso comestible provenientes de los pueblos indígenas en el Perú que las utilizaban para preparar ungüentos sanadores.

Ya en la edad media, algunas flores como la caléndula, nativa de Europa Central y meridional y Asia, se cultiva en los jardines, era secada y utilizada en sopas, queso, mantequilla y pasteles. Sus pétalos se utilizan frescas en ensaladas, crepes o el arroz en lugar de azafrán.

Agave americana. Planta originaria de América Centra y Suramérica. La floración dura entre 10 y 20 años. Flores cultivadas en México desde 1561, que se come con tortillas. El pulque bebida fermentada y la savia, que, por destilación, da origen al tequila o mezcal.

Aloysia citriodora (Hierba Luisa) Sus flores se utilizan para condimentar el vino, rellenos, aves, conservas y postres, además de su uso en licores francesa. Nativa de Chile y Argentina.

Altea (género) rosea (rosa de Jericó o Malva). De origen chino, las flores son grandes y los colores pueden ser blanco, amarillo, rojo o Borgoña. Utilizado en ensaladas y el vino por su oscuridad.

Anthemis tinctoria (amarillo manzanilla). Originaria de Europa Central y meridional, la floración se produce entre julio y octubre, en Europa. Perfecta para tés de frutas.

Pan con flores

Carambola carambola (fruta estrella). Sus flores son ideales para ensaladas. El fruto es conocido como “fruta estrella”, porque en el corte horizontal, tiene forma de estrella. Puede consumirse cruda o preparar conservas similares a los pepinillos. El zumo de Carambola también es bueno para quitar las manchas de las manos y la ropa.

Algunas flores han sido consumidas directamente y otras se han utilizado como elemento sazonador en especias o salsas que condimentan y hacen más sabrosas las comidas, como el azafrán o el sauco.

Publicaciones Relacionadas

Deja un comentario