En este post te damos algunos consejos sobre como evitar equivocaciones al elegir flores comestibles.

No debemos recoger flores de calle. En internet puedes encontrar mucha información sobre flores comestibles. Si sabes que un tipo de flor que quieres crece cerca de ti, en la calle, en el campo, etc., puedes verte tentado a recogerlas, pero desde Germinia te avisamos que estas flores no son seguras para el consumo.

flores en la calle

Las flores están expuestas a la suciedad y a la polución. Además, pueden recibir pulverización de pesticidas como parte del acondicionamiento de la administración a las zonas ajardinadas.

Incluso los animales pueden hacer sus necesidades cerca de las flores, que contamina más.

Debemos de almacenar de forma segura las flores comestibles. Una vez hemos conseguido hacer nuestra tan ansiada compra es momento de mantenerlas en un lugar correcto. El almacenamiento adecuado ayuda a las flores para que duren más tiempo y seguir siendo aptas para el consumo.

Desde Germinia recomendamos guardarlas en una bolsa de plástico y colocarlas a su vez en un recipiente de plástico evitando así golpes o que otro alimento caiga encima y las deforme.

También poner un trozo de papel húmedo en el envase para evitar el marchitamiento de la flor. Lo recomendable es conservarlas en el frigorífico o nevera con una temperatura de entre 2 y 4 grados un máximo de 6 días.

plantar flores

Tenemos que lavar a fondo antes de su consumo. Esto es especialmente importante para aquellas personas que consumen flores comestibles recolectadas directamente de su jardín. Recordemos que un posibilidad de consumir flores es plantarlas tú mismo en tu jardín.

Lavándolas conseguiremos deshacernos de insectos o restos de tierra. El polvo que puedan tener también puede retirarse con un pincel o una brocha de maquillaje.  Después de lavar las flores, las dejaremos secar en papel absorbente.

Recoger las partes comestibles. No todas las partes de las flores pueden comerse. Generalmente son las hojas y los pétalos. Las partes que no se comen son el tallo y el pistilo.

 

El sépalo es una parte de la flor que está justo debajo de los pétalos y parece un grupo de hojas verdes. Deberemos quitar esta parte antes de consumir la flor.

Podemos tener reacciones alérgicas. Las flores comestibles pueden dañar tu salud en caso de ser alérgicos. Debemos estar muy atentos a las reacciones que se produzcan en nuestro cuerpo al manipular las flores. 

abeja en flor

Si observas cualquier reacción alérgica, como enrojecimiento en la piel o ronchas acude al médico. Por otro lado, todas las personas que son alérgicas al polen de abeja no pueden comer flores comestibles.

Publicaciones Relacionadas

Deja un comentario